Kenneth Cordero Pérez es sin duda un joven ejemplar, un guerrero que, a pesar de todas las dificultades que se le han puesto en el camino, ha sabido aprovechar las oportunidades y los nuevos conocimientos para darle un giro a su vida.

Cuando empezaba la adolescencia tuvo que sufrir el fuerte golpe de perder a su padre, razón por la que su mamá se vio forzada a abandonar el país para apoyar mejor a su familiar y fue su abuela quien quedó a cargo de él.

Además de su situación familiar ya complicada, se vio influenciado por amistades para abandonar el colegio e involucrarse en círculos nocivos de drogas y pandillas en la comunidad de la Carpio.

A pesar de todas estas situaciones, Kenneth dio un paso al frente, decidió alejarse de las malas influencias y se unió al proyecto impulsado por la Fundación Acción Joven, llamado La Esquina, el cual nació en el 2014 para acompañar a jóvenes en condiciones de alto riesgo social y ofrecerles una oportunidad de emprendedurismo artístico, para generar sensibilización a nivel nacional y prevenir las condiciones que conducen a círculos de delincuencia y consumo.

“Acción Joven me ayudó a restaurar mi vida, darle sentido a lo que yo estaba pasando y darle significado a las cosas buenas que tenía que vivir. Me ayudó a ver la diferencia entre las dos vidas, una del mundo de la vagancia y la que tengo que llevar con el estudio y una vida sana”, comentó Kenneth.

Gastón Monge, Presidente de Grupo Monge, se sintió impresionado por la historia de Kenneth y decidió brindarle una beca mensual para que se pudiera ayudarse con sus gastos personales.

“A mí me mueve muchísimo el ver personas que de verdad están listas para sobrepasar adversidades y que le meten ganas para tomar un camino diferente. Kenneth representaba esto, cuando se dio la oportunidad de saber que él estaba llevando a adelante sus estudios y que necesitaba apoyo económico para salir adelante pues nos matriculamos”, afirmó Gastón.

Para Jose Aguilar, presidente de FAJ, Kenneth es un verdadero luchador que ha logrado vencer todas las dificultades que se le han presentado en la vida.

“Yo la verdad creo que lo mínimo que uno puede hacer, cuando la vida le permite ver de primera mano una historia como ésta, es darle el mayor reconocimiento público, todo el apoyo que uno pueda y, al mismo tiempo, aprovechar la oportunidad de usar su ejemplo, como evidencia empírica de todo el potencial enorme que tienen nuestros chicos”, declaró Jose Aguilar.

Kenneth terminó sus estudios como Técnico en Refrigeración Industrial del Centro de Formación Cedes Don Bosco y actualmente se encuentra trabajando en la empresa Demasa.

“Si la vida te da la oportunidad, uno tiene que aprovecharla y no soltarla, porque cuando uno encuentra personas como Jose, uno tiene que decidir si seguir en el mundo de la vagancia o cambiar de mundo. ¡Es muy difícil, pero depende sólo de uno mismo!”, concluyó Kenneth.

 Para más información pueden escribir a: info@accionjoven.org

Comment