Estudios han demostrado que el inadecuado aporte de proteínas y de energía en niños y jóvenes tiene el potencial para causar efectos adversos sobre su salud, aprendizaje y desarrollo integral.

Costa Rica ha logrado mejoras importantes para reducir el hambre en el país; sin embargo, para las familias de bajos ingresos económicos, sigue siendo un reto poder dar a sus hijos e hijas una nutrición adecuada a una edad temprana. 

La situación actual de desnutrición nacional es delicada, ya que corresponde al 5,1% de los niños y niñas entre 1 y 7 años, según datos de la UNICEF, que también recomienda que existan mejores sistemas de vigilancia nutricional.

Imagen de nacion.com: http://bit.ly/2cflRSD

Imagen de nacion.com: http://bit.ly/2cflRSD

Los Programas de Alimentación Escolar (PAE) ofrecen un gran aporte a la alimentación de niños y jóvenes de familias de bajos ingresos económicos; sin embargo, los recursos que los comedores escolares reciben, en muchos casos, no son suficientes para responder a las necesidades de todos los estudiantes que padecen de hambre y desnutrición.

Considerando este contexto, la cadena de restaurantes ZUPPA, en coordinación con Fundación Acción Joven (FAJ), ha decidido destinar el 1% de sus ganancias mensuales para mejorar los insumos alimenticios en centros educativos públicos, lo cual contribuirá a la salud física y el desarrollo cognitivo-emocional de los niños promoverá la retención de los y las estudiantes en los centros educativos.

La iniciativa inició este año 2016 en alianza con el Jardín de Niños Finca La Caja en La Carpio en San José, donde el aporte de ZUPPA está beneficiando a más de 360 niños y niñas.

Para más información puede escribirnos a: info@accionjoven.org 

Comment