El primer día de clases, observamos los rostros de los y las estudiantes de un aula, sin percatarnos del conjunto de experiencias que han vivido para estar ahí. En una de las clases de Servicios Farmacéuticos del Centro Nacional de Estudios Técnicos (CENET), se miraba un rostro nervioso de una joven que se apuntó a uno de los técnicos más retadores.

“Nunca había tomado el estudio tan en serio, estaba frente a una gran oportunidad; eso me dio miedo. Ese día sentía que me desmayaba y me dieron ganas de salirme.” confiesa Melissa Martínez. Pero, ¿a qué se debía todo ese temor?

Tres años atrás, Melissa cursaba el noveno año de colegio. Tenía 18 años, estaba embarazada y se enfrentaba una presión tan sofocante que la llevó a abandonar el colegio. Poco tiempo después se acercó a “La Esquina”, una iniciativa social desarrollada por Fundación Acción Joven (FAJ) para apoyar a mujeres jóvenes y adolescentes de La Carpio a seguir adelante con sus estudios y metas personales de superación.

“Nos reuníamos y nos hablaban sobre qué queríamos hacer con nuestras vidas. Fue ahí donde me empezaron las ganas de volver a estudiar” confesó Melissa.

Por la intercesión de FAJ, ella logró entrar al CENET y recibir una beca del 100% para Auxiliar en Servicios Farmacéuticos. Sin embargo, el camino que recorrió no fue nada sencillo. “Hablé con Anna Zimbrick (Directora de FAJ); ella me apoyó muchísimo, pero aun así me daba miedo, sentía que no lo iba a lograr… A mitad de curso me pasó lo mismo, las materias eran muy difíciles, pero reconocí que soy una persona capaz y seguí hasta el final.” comentó Martínez.

Junto a Melissa, un joven llamado Gabriel Jinesta de Alajuelita, también recibió una de estas becas con cobertura del 100% para cursar Ciencias Forenses. “Otorgamos muchas becas, pero a veces las personas favorecidas no logran completar los programas. Ellos dos pudieron haber desistido, pero lograron pasar todas las materias con éxito.” relata Indra Calderón, Directora General del CENET.

David Hernández fue uno de los que llevó paso a paso el progreso de ambos desde FAJ. “A Melissa la conocimos en el grupo femenino de la Esquina, y desde entonces mantuvimos un seguimiento individual con ella, para que finalizara su técnico. A Gabriel, cuando FAJ implementó la Voluntad al Servicio de los Sueños en el Liceo de Alajuelita. Al inicio era un estudiantes que no le iba tan bien, pero tuvo un cambio espectacular y con el apoyo de su mamá logró llegar a undécimo año.” comenta Hernández.

Ambos lograron continuar los estudios gracias a mucho esfuerzo y determinación por alcanzar sus metas. En FAJ tuvimos el privilegio de acompañarles en este proceso, tejiendo ese puente hacia la superación académica y personal, en alianza con el CENET.

Hoy Melissa y Gabriel, entusiasmados por iniciar su vida laboral y mejorar la calidad de vida de sus familias, esperan ansiosos oportunidades laborales que les permita aplicar los conocimientos adquiridos y demostrar todo su potencial. 

Si conoce alguna oportunidad laboral para Melissa y/o Gabriel, favor contactarnos al correo: info@accionjoven.org

Comment