El desarrollo de las capacidades de liderazgo desde jóvenes, ofrece una oportunidad temprana para que éstos se conviertan en piezas fundamentales para la construcción de un futuro mejor, en el cual los buenos valores y la ayuda colectiva se conviertan en la base del progreso hacia una sociedad más inclusiva.

Por esta razón, el programa Jóvenes Embajadores de Centro América (CAYA), financiado por el Departamento de Estado de EE.UU., organizado por la Universidad de Gorgetown y coordinado por la Embajada de Estados Unidos junto a Fundación Acción Joven (FAJ); reúne cada año a estudiantes de diferentes países para participar de actividades culturales y educativas que les permita prepararse para un futuro como líderes sociales. 

Los estudiantes: Keiler Oporta, Luisa Chavarría, Aaron Martínez, Jordy García y Alina Oporta del Colegio Técnico Profesional de Puerto Jiménez, tuvieron la oportunidad de viajar a los Estados Unidos para ser parte de CAYA en representación de Costa Rica y conocer Washington D.C., Marquette, Michigan y Jacksonville, Florida.

Durante su participación, asistieron a capacitaciones sobre liderazgo y emprendedurismo, así como actividades recreativas para conocer las diferentes culturas de los demás estudiantes centroamericanos, del Caribe y de Estados Unidos.

 "Al inicio fue un reto porque no los conocía y estaba nerviosa/ansiosa de conocer un nuevo país con diferente cultura, comida e idioma. Pero en realidad fue muy sencillo hacer amistad y entablar una conversación con ellos, incluso, a pesar de que éramos de países distintos, coincidíamos todos en querer cambiar nuestras comunidades y al mundo", comentó Alina.

Durante el desarrollo del programa, talleres como: “Crea tu propio negocio”, les permitió aclarar nuevos objetivos respecto a proyectos que les gustaría llevar a cabo en un futuro; entre ellos, la reconstrucción de un lugar abandonado en Puerto Jiménez para realizar ferias de emprendedurismo donde las personas puedan ofrecer sus productos y generar un espacio de colaboración conjunta y encadenamientos productivos.

Para estos jóvenes, la experiencia en CAYA se resume en: un aprendizaje de vida sobre la importancia de valorar las oportunidades que existen para superarse y para creer en sí mismos. Utilizar el conocimiento como un transporte hacia el éxito y demostrar que no son solo estudiantes, sino personas con la capacidad de construir puentes bidireccionales que favorezcan a su colegio, comunidad y al país.

Para más información puede escribirnos a: info@accionjoven.org

Comment