Fiorella Valle

A pesar de las limitantes en la vida, el éxito puede ser alcanzado si se trabaja con mucho esfuerzo y una actitud positiva; esto lo puede garantizar Fiorella Valle Matarrita, quién a sus 18 años, cursa la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional y es ganadora de una beca del Walton International Scholarship Program, para iniciar sus estudios en John Brown University en Estados Unidos.

El inicio de sus estudios en sétimo año fue muy difícil debido a la situación que vivía su familia ese momento, sus padres se habían divorciado, su mamá no encontraba trabajo y Fiorella asumió el cuido de su hermano menor; ella enfrentó todo esto con mucha valentía y madurez: “¿Cuántas personas no han pasado por esto, cuántas personas no han sufrido, cuántas personas les ha pasado peores cosas y sin embargo, siguen adelante? Este pensamiento me ayudó mucho a avanzar.” comentó Fiorella.

La Fundación Acción Joven (FAJ), con el fin de prevenir la exclusión académica, se involucró en su colegio con talleres y actividades. Fiorella aprovechó esta oportunidad para participar de lleno en los programas de FAJ. En esas sesiones compartió su historia y comprendió que a pesar de los retos que estaba enfrentando, su futuro lo determinaba ella con su actitud y acciones. Descubrió que podía salir del cascarón de inseguridad en el que se encontraba y reconocer todas sus fortalezas y oportunidades.

En este momento la vida de esta estudiante cambia radicalmente, gracias a la participación de una persona ejemplar como lo es Gabriela Saborío, amiga cercana de la fundación.

Cuando se enteró de este caso, doña Gabriela visitó a la familia de Fiorella en su casa en Santa Cruz. Ella narra que a pesar de las grandes limitaciones y al ver que la mamá de Fiorella tenía completamente clara la importancia de su estudio, Doña Gaby la motivó diciéndole: “yo te quiero ayudar, vamos hasta donde vos querás llegar”.

Desde entonces, doña Gabriela se convirtió en un gran apoyo y amiga de esta joven, impulsándola, tanto a nivel económico (uniformes, útiles, ropa, bicicleta para ir al colegio, computadora) como a nivel emocional (conversaciones, tiempo de calidad, consejos), en todos los pasos necesarios para garantizar su superación personal.

“Para mí doña Gaby le devuelve la esperanza de que si existen personas generosas. El hecho de que algunos cuenten con más facilidades no significa que sean personas prepotentes, al contrario, muchas de ellas están dispuestas a ayudar de una u otra forma. Le agradezco tanto a Doña Gaby por su ayuda, lo que ella ha hecho en mi vida y la forma en la que me ha marcado a mí y a mi familia.” – cuenta Fiorella.

Gracias a todo el apoyo emocional que ella recibió por parte de su familia, de doña Gabriela Saborío y del equipo de la Fundación Acción Joven, Fiorella ha logrado alcanzar más metas de las que hubiese imaginado.

“Yo creo que todo es un proceso, siento que haber pasado por todas las situaciones duras que atravesamos mi mamá, mi hermano y yo, me formaron. Antes yo preguntaba ¿Por qué me pasa esto a mí?, hoy, agradezco a Dios por todo eso que pasé, porque me hizo la persona que soy, que sé lo que quiero y sé para donde voy.”- comenta Fiorella Valle al reflexionar sobre el proceso que ha vivido.

El año pasado Fiorella tuvo la oportunidad de participar en un intercambio estudiantil en Oregon, Estados Unidos, y el inglés que aprendió la motivó a aplicar para la beca Walton International. Luego de varias etapas de selección, la eligieron de entre casi 400 aplicantes para formar parte del grupo de 16 latinoamericanos que estudiarán por 4 años en John Brown University de Arkansas. En esta universidad ella realizará su sueño de estudiar la carrera de Relaciones Públicas.

 “Para nosotros como familia ha sido una experiencia maravillosa conocer a la familia de Fiorella. Ellos han estado hospedados en casa muchas veces y ahora tenemos una relación muy bonita que nos ha enriquecido mucho a todos. Es lindo ver a mamás como la de Fiore, que a pesar de sus limitaciones es la primera admiradora e impulsora de sus hijos. Y muy lindo también ver cómo Fiore ha inspirado también a su hermano Fau, que también es un gran estudiante y un gran deportista que va a llegar muy lejos. Esta es una familia que “se la creyó“, y nos hizo a nosotros creer. Así que ayudarles ha sido toda una bendición. Como le digo yo a Fiorella: ¡¿Quién iba a decir que vos ibas a ser la primera de mis hijos en estudiar en los Estados?!“ – comentó doña Gabriela Saborío.

Para más información escribanos a: info@accionjoven.org

2 Comments