El lema más emblemático de la Fundación Acción Joven es “más solidaridad”. Las personas más cercana a FAJ realmente vive este mensaje en su día a día, en su actuar, pensar e interactuar con otras personas. Sin embargo, es necesario describir más explícitamente qué significa para la Fundación la idea de +Solidaridad.

La realidad es que a veces nos sentimos “ofendidos” por las distintas situaciones que presenta la sociedad en general – sea racismo, machismo, violencia, xenofobia, exclusión social, falta de oportunidades para ciertos segmentos de la población, etc., pero al final del día, tendemos a actuar de la forma que más nos conviene y no necesariamente en identificarnos con los problemas que están afectando a otros seres humanos.

Por ejemplo, escuchamos de una situación sumamente injusta – digamos, refugiados que han huido de persecución en su país solo para estar discriminados en otro, o jóvenes que a pesar de dar su mejor esfuerzo, no reciben una educación pública de calidad – sentimos que esto “no debe ser”, nos sentimos indignados con el “mundo cruel” que nos rodea, pero ¿hacemos algo al respecto?

La solidaridad implica acortar la distancia entre nuestra impresión de ofensa moral y nuestro actuar, es convertir la lucha de otras personas en nuestra y dejar de pensar que el sufrimiento de otra persona no me afecta, porque a través de la solidaridad, la otra persona se convierte en mi hermana o hermano, mi amigo y amiga y se expande mi familia.

Solidaridad - camisa blanca.png

La solidaridad nos permite compartir más sonrisas, pero también más lágrimas. Nos ofrece el gozo y la felicidad de poder celebrar los triunfos que no son directamente nuestros, pero también nos lleva a sentir a veces, una profunda tristeza, confusión e impotencia, que nos lleve a una rebeldía para no aceptar lo que es injusto y opresivo.

Una verdadera solidaridad nos reta a ser coherentes con la manera en la que  queremos ver el mundo y con nuestro actuar. No nos permite decir “a mí, no me toca”.

Hemos logrado contagiar la “más solidaridad” y ver esta práctica en docentes que dan 10 millas extras para ayudar a sus estudiantes, a aliados que apoyan la causa con mucho compromiso y al personal que trabaja no para cumplir un horario, sino para que las personas salgan adelante, celebren sus éxitos y se les acompañe en los momentos difíciles, ayudándoles a construir soluciones, siempre de manera respetuosa y poniendo a las personas jóvenes como protagonistas en sus procesos de desarrollo.

Este es el momento del año para reflexionar, generar nuevas metas y para tomar la decisión de vivir con mucha más solidaridad en este 2017. Poner en práctica el lema de FAJ de “+Solidaridad” es un desafío emocionante que abrazamos y que nos ayuda a construir una sociedad más justa e inclusiva.

Anna Zimbrick
Directora Ejecutiva de Fundación Acción Joven

Comment